Misterio literario: El Beso del Ángel

Plaza del mercado

“Muchos de los curiosos que se arremolinan en grupos son peregrinos. Algunos observan cautos desde los portalillos del fondo. Otros desde el pórtico de la concatedral, que se alza majestuosa. Todos con la vista clavada en la fachada del que fue el restaurante de mi padre, situado enfrente. La falta de pericia de quien haya pintado el grafiti ha hecho que las letras chorreen, dejando regueros rojos que me hacen recordar la sangre en la habitación del hotel”.

Plaza del mercado _ Logroño